Epilepsia en perros, síntomas y solución

Farma Higiene, S.L.
18/08/2021 | Actualizado: 18/08/2021 18/08/2021
0 | 0 0 valoraciones
26
Epilepsia en perros, síntomas y solución
Compartir:

¿Es dueño/a de un perro con epilepsia? ¿O simplemente le importa e interesa el mundo canino? Sepa que la farmacología veterinaria ha progresado bastante en este punto, y que hoy, los tratamientos de epilepsia en perros son muy diferentes a los de antaño. Se llama epilepsia a la enfermedad que consiste en la afección por convulsiones reiteradas, sin importar el origen de estas. En ocasiones, el origen viene determinado por un tumor, un derrame cerebral, una malformación congénita, pero en otros, permanece desconocido. Es lo que se llama como epilepsia idiopática. Se cree, de todos modos, que el origen de esta se halla en un trastorno a nivel neurológico; en un desequilibrio de la actividad eléctrica cerebral.

La epilepsia en perros es una enfermedad muy difícil de sobrellevar para los dueños, por lo violento de los ataques, y la impotencia que se experimenta. El perro pierde el control sobre sus funciones corporales y nerviosas: en un estado inconsciente, padece de repetitivas contracciones involuntarias por todo su cuerpo. Rigidez, excesiva salivación, y pérdida de control sobre los esfínteres, también son otros de los síntomas. Es normal que el animal gima o llore durante el ataque, pero esto no nos debe inducir a pensar en sufrimiento o dolor, pues forma parte del cuadro espontáneo e inconsciente.

Los ataques suelen durar de medio minuto a minuto y medio, y su gravedad, depende de si la zona del cerebro afectada es local o generalizada. Después, el perro vuelve a recuperar su estado normal, aunque por algún tiempo pueda mostrarse desorientado. La epilepsia en perros se puede sufrir a cualquier edad, su incidencia suele ser hereditaria, y ciertas razas como los Poodle, Golden Retriever, o Perros Labradores, son propensas a adquirirla. Para los veterinarios, la edad del comienzo de la enfermedad puede ser un indicador de la vía de adquisición. La epilepsia idiopática suele sobrevenir entre los 1 y 3 años de edad. Si lo hace antes, con probabilidad sea congénita, y si lo hace más tarde, se deba a tumores o derrame cerebral.

La epilepsia en perros no es una enfermedad mortal, pero cuando los episodios se hacen muy frecuentes, y crecen en intensidad, sí suponen un riesgo, y restan calidad de vida al animal. Entonces es cuando sí procede visitar al veterinario para su diagnóstico y recomendaciones. Estos profesionales hoy cuentan con Pexion. Si antaño, los perros recibían los medicamentos antiepilépticos humanos, ahora existe un medicamento antiepiléptico especialmente diseñado para ellos.

Pexion es el primer y único medicamento veterinario aprobado para el tratamiento de la epilepsia en perros. Reduce la frecuencia y la intensidad de los ataques, y cuenta con un perfil de seguridad altísimo, que no requiere análisis ni control sobre el estado hepático o niveles sanguíneos. 

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad