Bloques minerales para ganado: ingredientes

Bloques minerales para ganado ¿Qué conocemos sobre los minerales  más importantes?

Como especialistas en la salud y el bienestar de animales de ganadería, venimos hablando, desde hace algunas semanas, de la importancia de la suplementación mineral en la nutrición. Hablábamos cómo, los nutrientes necesarios para los animales de ganadería, se podían dividir en macro y micronutrientes. Cómo los primeros eran los que se necesitaban en cantidades mayores, y los segundos en cantidades menores. Pero también hacíamos hincapié en los déficits que se provoca en los segundos, en ocasiones por una nutrición deficitaria, por el cambio en la composición de los suelos, por la ausencia de una suplementación, etc.

También citamos cómo los minerales, como micronutrientes, y en desequilibrio deficitario, podían causar problemas de salud tanto a nivel reproductivo, como de crecimiento, producción, o inmunitarios. Llegados hasta aquí, queremos ahondar algo más en este tipo de micronutrientes, que también tienen su propia clasificación: existen los macrominerales, y los microminerales u oligoelementos. Hoy, nos centraremos en los macrominerales más importantes en el manejo del ganado ovino, aquellos que ofrecemos en nuestros bloques minerales para ganado y cubos minerales. De ellos, conoceremos más acerca de sus particularidades, la necesidad que representa cada uno en la salud del ganado ovino, y los problemas que su déficit acarrea. En un artículo posterior, nos centraremos en los microminerales u oligoelementos.

Los bloques minerales para ganado y cubos minerales Filatto, aportan los minerales necesarios para el correcto funcionamiento orgánico y metabólico del ganado ovino.

MACROMINERALES. CONOCIÉNDOLOS PARTICULARMENTE.

Fósforo

Cálcio

Azufre

Sodio

Magnesio

  • Fósforo: Asume un protagonismo principal en la gestación, en el crecimiento, y en la flora microbiana ruminal. En cuanto a la gestación y al crecimiento, la causa es el desarrollo óseo, ya que el fósforo es junto al calcio el nutriente fundamental del hueso. En cuanto a la flora microbiana ruminal, esta necesita del fósforo para su normal funcionamiento.
  • Calcio: Como decíamos arriba, junto con el fósforo, forman el tándem crucial y necesario para la formación de la red ósea.

El calcio es el ión disuelto que en mayor cantidad se encuentra en el agua del mar, por detrás del sodio, cloruros, magnesio, y sulfatos.

  • Azufre: Se caracteriza por su papel fundamental en la generación de proteínas y aminoácidos. En ovino, cuando la nutrición es deficitaria en azufre, aparecen síntomas como la pérdida de apetito, conllevando mermas en la producción. Por otro lado, la sensibilidad y exposición frente a las infestaciones de parásitos externos aumenta.
  • Sodio: Es conocido por su importancia en la hidratación, en la función digestiva, y en la asimilación de los alimentos. La carencia de sodio, trastorna el comportamiento del animal, que puede verse obligado a buscar la sal en materiales o estructuras, o lamiendo la sudoración de otros ejemplares del rebaño. Los síntomas del déficit, se relacionan con una disminución en la ganancia de peso, en la producción láctea o cárnica, y con patologías tales como la “pica”.

Procesos del ciclo de la vida como la lactación, o épocas de intenso calor, pueden ser factores determinantes de una disminución de los niveles de sodios en el organismo.

  • Magnesio: Su importancia radica en su implicación a la hora de co-activar un alto número de enzimas. Además, también asume responsabilidad en la capacidad neuromuscular para la excitación, la capacidad muscular para la contracción, y la permeabilidad celular. Su insuficiencia se la conoce como tetania de las pasturas, una patología que cursa con pérdida de apetito, irritabilidad exacerbada, contracción muscular desmedida, salivación, o hasta incluso la muerte del animal.

En efecto, nuestra gama de bloques minerales para ganado y cubos minerales, contienen, entre sus ingredientes, estos macrominerales citados. Es cierto que, debido a los distintos fines terapéuticos de cada referencia, no en todos los bloques minerales y cubos minerales encontramos los mismos. Además de estos macrominerales, en ellos también encontramos microminerales y vitaminas, de los que también hablaremos detalladamente en sucesivos artículos.

Lo importante, es no dejar de dar a conocer los beneficios que los bloques minerales y cubos minerales, reportan en la salud de los animales de ganadería. Implementándolos en su rutina diaria como suplementos a la alimentación, con ellos garantizamos el aporte en minerales necesario, salvaguardando su salud, bienestar y desarrollo, y evitando contratiempos en enfermedades y bajos rendimientos.

Leave a Comment