Adoptar una gallina es posible

Farma Higiene, S.L.
18/08/2021 | Actualizado: 18/08/2021 18/08/2021
0 | 0 0 valoraciones
9
Adoptar una gallina es posible
Compartir:

¿LE GUSTARÍA ADOPTAR AVES DE CORRAL? SI RESIDE EN TORREVIEJA, ESTÁ DE SUERTE.

Las aves de corral presentes en parques y jardines de este municipio alicantino, que despertaban la curiosidad y el deleite de adultos y niños en sus excursiones y paseos, se han convertido, según el ayuntamiento local, en un pequeño problema. La justificación es cómo estas han ido reproduciéndose y proliferando. Las gallinas, por ejemplo, ocultan sus puestas a ojos de los operarios. En definitiva, según el consistorio, no cuentan con medios ni recursos para mantenerlas en condiciones dignas, ni garantizar su seguridad y la de los ciudadanos. Remontándonos a más de 20 años atrás, se decidió dejar en libertad a un pequeño grupo de aves de corral, gallinas, gallos, pavos, o patos, correteando por zonas verdes públicas de Torrevieja. Estas, además de la atracción natural propia de los lugares, con sus árboles, plantas, pequeños lagos, aportaban esa presencia zoológica, animal. Y a pesar de que no han escaseado los hurtos, y las muertes por accidentes, su número no ha dejado de incrementar. Y este exceso de población, ha causado problemas en la vía pública, en el tráfico, las quejas vecinales…

Por todo esto, desde hace algunos meses está vigente un plan de acogida de aves de corral, dirigido por la concejalía de protección animal del ayuntamiento. A día de hoy, 80 ejemplares de gallinas, y algunos gallos, han sido entregados tanto a protectoras y santuarios, como a particulares. Según la propia concejalía, serían otras 80 las que se espera conceder, y que se encuentran por el parque de las Naciones, el de la Estación, el de Doña Sinforosa, o incluso en una rotonda de Villa Amalia, una urbanización. Además, no todo va a girar en torno a las aves de corral. Según la concejal, se llevará a cabo también un inventario sobre otras especies animales, pues al encontrarse en estos mismos hábitats municipales, sus condiciones de vida son responsabilidad de la administración pública. Es el caso, por ejemplo, de las tortugas que serían abandonadas en los pequeños lagos. El fin es conocer con exactitud la población de estas otras especies, para proveerles de la alimentación y cuidados adecuados, y profiláctico, previniendo cualquier posible riesgo de surgimiento de enfermedades transmisibles.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad