La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, todo lo que necesitas saber

Farma Higiene, S.L.
18/08/2021 | Actualizado: 18/08/2021 18/08/2021
0 | 0 0 valoraciones
15
La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, todo lo que necesitas saber
Compartir:

Estas semanas atrás, hemos venido escuchando y leyendo acerca de la enfermedad de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo. Para muchos, era el primer conocimiento que tenían de tal enfermedad. En Crimea, en los años 1944-45, acaeció un brote de una enfermedad hemorrágica. En el año 1956, el virus aislado de la sangre de un paciente del entonces Congo Belga, coincidía con el que se había descrito en Crimea. Hablamos del vFHCC, del género Nairovirus, y de la familia Bunyaviridae. Los vectores del virus son algunas especies de garrapatas, endémicas en regiones africanas, asiáticas, o del sureste de Europa, pero que con el cambio climático y de la mano de las aves migratorias, ha aparecido en países como el nuestro. El vector puede infectar al ganado vacuno y a pequeños rumiantes, pero lo hace sobre todo a animales en producción extensiva, y además, la enfermedad se reduce a una fiebre leve y de corta duración, por lo que no es una patología alarmante para las explotaciones.

En cuanto a los humanos, la sintomatología y daños pueden evolucionar y agravarse, y ya hemos conocido el fallecimiento de un hombre de Ávila de 62 años a causa de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo. Es por ello, que investigadores del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria VISAVET de la Universidad Complutense de Madrid, hayan avisado de la incertidumbre en que ahora mismo nos encontramos con respecto al virus. Con la presencia confirmada de este en nuestro país, las personas más vulnerables pueden ser aquellas con un trato cotidiano con animales susceptibles de contagio, como aquellas que frecuenten áreas con presencia de garrapatas. Pese al bajo riesgo de infecciones, morbilidad y mortalidad que considera el Ministerio de Sanidad en su análisis de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, los factores condicionantes de la circulación del virus (como el aumento de las temperaturas) se están modificando notablemente. 

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad