Stockade aerosol, historia del insecticida contra los insectos en spray

Farma Higiene, S.L.
19/08/2021 | Actualizado: 19/08/2021 19/08/2021
0 | 0 0 valoraciones
18
Stockade aerosol, historia del insecticida contra los insectos en spray
Compartir:

No es ninguna casualidad que, acabando como estamos el mes de Mayo, hablemos sobre el insecticida  stockade aerosol, que forma parte de nuestro catálogo de productos de higiene, tanto humana como animal. Que con la época estival proliferan los insectos es algo conocido por todos/as de forma empírica, y es ahí donde cobra su protagonismo stockade aerosol: por la repentina presencia de insectos en hogares, oficinas, locales de hostelería, garajes, almacenes, y etc.

Stockade aerosol

Mosquitos, cucarachas, moscas, otros insectos voladores…, insectos que generan problemas como son las picaduras, la transmisión de enfermedades, los perjuicios en higiene (humana y animal), o en los alimentos y materiales, las molestias a la hora del descanso, etc.

Stockade aerosol es el producto que puede proteger nuestra higiene, y la de nuestros seres queridos (humanos y animales).

Los insectos siguen siendo hoy transmisores de enfermedades, enfermedades que pueden causar daños a nuestra salud, y a la de nuestros animales.

En el artículo de hoy, y bajo el prisma de stockade aerosol, queremos dilucidar cuál es la vinculación científica entre calor e insectos, y además, emprender un pequeño recorrido por la historia, hacia aquella trágica epidemia que golpeó de una forma esperpéntica a la humanidad: la peste negra (cuyo vector de la enfermedad, era un insecto).

¿Por qué proliferan los insectos en verano?

Dedicándonos como nos dedicamos a la salud e higiene animal, en Farma Higiene, presenciamos todos los años una mayor demanda de insecticidas cuando suben las temperaturas por parte de nuestros clientes. Ya en primavera, la demanda de stockade aerosol, un magnífico insecticida, ha sido sustancial, y se espera que aún crezca más en plena estación veraniega. Como apuntábamos en el párrafo introductorio, con el aumento de las temperaturas, los ámbitos domésticos y laborales padecen de la llegada lo los insectos. Pero, ¿Qué quiere decir, aquí, llegada?

Dicho de forma natural…

¿Qué ocurre con los insectos en invierno?

Se sabe, que la gran mayoría de especies de insectos encuentran hostiles las temperaturas bajas. Los insectos necesitan un equilibrio interior de los parámetros de iones de sal y agua en su organismo.

Su sensibilidad al frío viene explicada por su incapacidad de mantener el equilibrio y estabilidad de aquellos parámetros frente a las temperaturas bajas. Es entonces cuando otro elemento, el potasio, se ve perjudicado.

Las especies que han logrado evolucionar y adaptarse a este factor hostil logran sobrevivir, mientras que las que no, mueren aún en períodos de frío cortos.

Como ocurre con los humanos, los insectos necesitan que los parámetros de potasio en el exterior de las células se mantengan bajos, en tanto en cuanto, un incremento de este elemento puede llevar a inferir y detener tanto las señales nerviosas, como la contracción muscular.

¿Y qué ocurre? Pues que al desplazarse el agua y el sodio partiendo de la hemolinfa hasta el tracto digestivo por el frío, ocasionan una cantidad excesiva de potasio en la hemolinfa. A más frío mayor acumulación de potasio, pudiendo causar la muerte del insecto.

Otros géneros de animales logran mantener el calor interno frente al frío externo, pero los insectos ven su calor interno descender al tiempo que lo hace la temperatura exterior. Las especies que han logrado evolucionar y adaptarse a este factor hostil logran sobrevivir, mientras que las que no, mueren aún en períodos de frío cortos. Esto explicaría por qué, las temperaturas elevadas son tan agradables para la supervivencia y la vida de los insectos, los cuales, encuentran en primavera y verano los meses más propicios para su reproducción y desarrollo.

¿Por qué los insectos pueden ser un peligro para nuestra salud?

Como hemos citado anteriormente, los insectos son posibles vectores de enfermedades. De hecho, han sido los principales vectores de algunas enfermedades que han protagonizado las epidemias más graves que ha sufrido la humanidad. Detengámonos, por ejemplo, en la peste negra.

La peste negra tuvo su mayor impacto entre los años 1346 y 1361, y se la conoce por ser uno de los capítulos más tristes y trágicos de la historia de la humanidad.

La peste negra, fue el nombre que recibió la epidemia (o pandemia) que acabó con la que por entonces era casi la mitad de población en Europa, y con un total aproximado de 100 millones de seres humanos en todo el mundo. Tuvo su mayor impacto entre los años 1346 y 1361, y se la conoce por ser uno de los capítulos más tristes y trágicos de la historia de la humanidad.

La peste negra fue una epidemia originaria de Asia, y se considera el año 1320 como el de su aparición, en el desierto de Gobi. Pero claro, en un mundo ya en conexión, con rutas marítimas comerciales establecidas, llegó a Europa por vía naval.

Antes de su llegada, en áreas asiáticas, ya había causado grandes estragos, acabando, según la documentación histórica relatada, con una tercera parte de toda la población china. Hoy, la explicación oficial nos cuenta que la epidemia estuvo provocada por una variante de la bacteria Yersinia pestis, y que tuvo como vectores, como medio transmisor, a las pulgas que las ratas transportaban.

Ante estos dos factores expuestos, ¿qué medidas podemos tomar?

Evidentemente, gracias a los progresos en sanidad, prevención, higiene pública, conocimiento científico, no estamos ante ningún peligro público como el que hemos relatado (peste negra). Si bien, una vez aclarado esto, es importante ahondar en el hecho de que los insectos siguen siendo hoy transmisores de enfermedades, enfermedades que pueden causar daños a nuestra salud, y a la de nuestros animales.

De una forma pedagógica, y tratando el tema de la causa de la llegada de los insectos con el estío, y de la archiconocida epidemia de la peste negra, nos proponíamos, asociando calor y riesgo, divulgar acerca de lo propicio que es evitar de plagas de insectos en esta época, tanto en nuestros hogares, como en aquellas instalaciones que frecuentamos regularmente.

Stockade aerosol, en formato de 1000 cc, es un insecticida de eficacia demostrada, que conduce al insecto hacia la muerte al contacto con sus sustancias activas. Con stockade podemos llevar a cabo una desinsectación total y duradera, ya que no solo acaba con los insectos presentes, sino que por efecto residual persistente, mantiene una higiene de mantenimiento y prevención.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad