Royal Canin Babydog Milk
search

Royal Canin Babydog Milk

Royal Canin Babydog Milk contiene proteínas ultra digestibles cuidadosamente seleccionadas y un nivel de lactosa muy similar al de la leche materna. Sin almidón en la composición, una de las mejores leches con las que alimentar a tu camada. También como suplementación cuando la madre no da suficiente leche.

28,95 €
En stock Envío en 48-72h

Te quedan 39,9€ para el envío gratis

Pago seguro con:

Productos relacionados

Comprados juntos habitualmente
Royal Canin Babydog Milk
28,95 €
add
Cambiar refresh
14,95 €
Cambiar refresh

Descripción

Alimentación segura de cachorros con Royal Canin Babydog Milk

Nunca es del todo fácil redactar este tipo de productos. Si estás leyendo esto, lo normal es que la naturaleza no haya seguido su curso todo lo bien que nos gustaría con tu camada. Si necesitas leche maternizada es porque la madre no da la suficiente leche, o no da nada. También, por desgracia, que la madre no esté. Si es el caso, como amantes de los animales, lo sentimos con todo nuestro corazón.

Si lo que quieres es seguridad a la hora de alimentar, con Royal Canin Babydog Milk la tienes garantizada.

Contiene proteínas ultra digestibles cuidadosamente seleccionadas y un nivel de lactosa muy similar al de la leche materna. La fórmula de Royal Canin Babydog Milk está particularmente adaptada al sistema digestivo del cachorro. No contiene almidón. Esto es importante porque los cachorros no secretan suficiente amilasa para digerir almidón. Además, el aporte de fructooligosacáridos (FOS), contribuye a mantener el correcto equilibrio y desarrollo de la flora digestiva.

Una fórmula completa y equilibrada con Royal Canin Babydog Milk

Royal Canin Babydog Milk contiene un nivel bastante elevado de energía y unas proteínas cuidadosamente seleccionadas. Estas favorecen el desarrollo de sus músculos. Este alimento para cachorros garantiza una fácil asimilación de sus ingredientes para proteger el tracto digestivo. 

Los perros toleran perfectamente esta leche en polvo, ya que no contiene almidón y posee un alto nivel de lactosa para que se parezca a la leche materna. Además, los fructooligosacáridos (FOS), mantienen el correcto equilibrio y desarrollo de la flora digestiva, mejorando su tránsito intestinal y la frecuencia de sus deposiciones.

Los antioxidantes y aminoácidos son imprescindibles para fortalecer las defensas naturales del cachorro y mantenerlo sano. Durante sus primeros meses de vida todavía no se ha desarrollado totalmente su sistema inmunológico. Royal Canin Babydog Milk está enriquecida con ácidos grasos y DHA para desarrollar su sistema inmunológico, la corteza cerebral del cachorro y mejorar sus funciones cognitivas.

Royal Canin Babydog Milk se presenta en dos formatos de 400 gr.

COMPOSICIÓN

Retentado de la leche, grasas lácteas, aceite de palma refinado (de fuentes sostenibles), proteínas de lactosuero, aceite de soja refinado, aceite de copra refinado, minerales, fructo-oligosacáridos (0,5%), aceite de pescado (fuente de DHA), aceite de origen fúngico (fuente de ácido araquidónico).

ADITIVOS (por kg): Aditivos nutricionales: Vitamina A: 25000 UI, Vitamina D3: 1500 UI, 3b103 (Hierro): 100 mg, 3b201 (Yodo): 4 mg, 3b405 (Cobre): 15 mg, 3b503 (Manganeso): 80 mg, 3b605 (Zinc): 190 mg, 3b810 (Selenio): 0,43 mg, Taurina: 2,2 g - Antioxidantes.

Composición analítica: Proteína bruta: 33% - Aceites y grasas brutos: 39% - Ceniza bruta: 6% - DHA: 1,0 g/kg.

MODO DE USO

Diluir 10 ml de leche en polvo en 20 ml de agua embotellada de baja mineralización a unos 70°C y servir una vez tibia siguiendo las instrucciones incluidas en el interior del envase.

Lo perfecto es servir a 40 grados centígrados, para que los cachorros lo asimilen lo mejor posible. Recuerda que si la leche baja de 30 o 28 grados mientras la toma, puede que la propia temperatura puede hacer que siente mal.

Incluye 3 tetinas de distintos tamaños y un biberón. Utiliza la tetina adecuada para tu cachorro dependiendo de su tamaño para evitar que se atragante.

CONTRAINDICACIONES

No se han encontrado.

Recomendación del experto

J. Pablo Aguado Farmacéutico y especialista en comportamiento animal Especialista en comportamiento animal

Estimula la tripa de tu cachorro como si fuera la lengua de la madre con una toalla suave (o algo similar) y a temperatura corporal, para ayudar a la digestión. Los cachorros no eliminan la orina ni las heces por sí solos. Normalmente la madre estimula la digestión de los cachorros al lamerles la tripa. Esto evita un posible estreñimiento. Hasta las tres semanas más o menos deberías repetir esta pauta.

Preguntas y respuestas