Diazipol G: potente insecticida para instalaciones

Diazipol G: potente insecticida para instalaciones y entornos animales

Para hablar sobre Diazipol G, primero hay que distinguirlo de los insecticidas de uso común, que son los más conocidos por el usuario en general. Para la desinsectación de habitáculos pequeños, como el hogar, oficinas, locales comerciales, utilizamos insecticidas en spray aerosol. Estos, al quedar contenidos entre las paredes del área, acaban con los insectos por contacto. Hablamos de una tarea de desinsectación doméstica, en la que la prevalencia no llega a ser un problema serio, sino más bien un control del insecto para mantener la higiene, y la comodidad del hogar o laboral. La presencia suele estar protagonizada por moscas, cucarachas… Protegemos, sobre todo, que los insectos no tengan acceso a la comida, y que no nos molesten incesantemente con sus vuelos y posándose en nosotros/as, entorpeciendo nuestro descanso en casa, o nuestro trabajo.

Cuando de lo que se trata es de áreas de uso profesional, el planteamiento es distinto. Cuando son instalaciones vinculadas al sector veterinario, la continua presencia de mascotas o animales de granjas como un alimento potencial para insectos y parásitos, puede provocar un problema de infestación serio. Además, los purines, los restos orgánicos, residuales, son un atrayente para los insectos y parásitos. Esto convierte la desinsectación en una tarea más seria, con una prevalencia de insectos a controlar más alta, y en donde la propia salud e higiene de animales y personas pueden estar en entredicho.

Ante un ambiente favorable, y sin medidas de control, los parásitos pueden llegar a transmitir enfermedades serias a animales y personas, poniendo en riesgo la salud de ambos. Por esta razón, en ciertas áreas de tránsito o residencia de animales, la desinsectación debe de ser más contundente, y de un alcance mayor. Hablamos de planes de desinsectación más centrados en lo profesional, donde un spray insecticida doméstico no es suficiente. Necesitamos un insecticida más potente, fabricado para una desinsectación con prevalencia de insectos alta. Este es el caso de Diazipol G.

Como venimos comentando, Diazipol G es un insecticida en formato emulsión, fabricado por el prestigioso laboratorio Zotal.

Su uso está destinado a controlar y acabar con las plagas de insectos voladores y reptantes.

Está destinado, especialmente, a la desinsectación en instalaciones ganaderas como mataderos (áreas de estabulación de animales), establos, granjas, y para vehículos de transporte de animales; clínicas veterinarias, para las áreas de hospitalización o jaulas; y protectoras de animales.

Es activo tanto frente a insectos voladores, como a insectos reptantes. Entre los primeros, podemos señalar las avispas, mosquitos, abejorros, moscas, tábanos…); entre los segundos, están los chinches, pulgas, ácaro rojo, garrapatas, cucarachas, escarabajos, hormigas, piojos, arañas…).
Como vemos, el espectro de acción de Diazipol G es completísimo.

Se compone de Cipermetrina y Deltametrina. La Cipermetrina es un insecticida de la familia de los piretroides, que fue sintetizada por vez primera en el año 1974, y puesta en el mercado en el 1977.  Posee un efecto insecticida potente. Es absorbido hacia el interior del organismo del insecto a través del cuerpo, provocando primero convulsiones por excitación, hasta llegar a la parálisis. excitación con convulsiones, luego a problemas de coordinación y finalmente a una parálisis. La Deltametrina, perteneciente también a los piretroides sintéticos, es otro insecticida de seguridad, que acaba con el insecto mediante el contacto y la ingestión, llegando a provocar su muerte.

Diazipol G se utiliza diluyéndose en el agua, y aplicándose posteriormente por pulverización. Dependiendo de la cantidad de insectos a controlar, la concentración a utilizar variará del 0,5 al 1 %. Sobre la cantidad de producto que es necesario, todo irá en función de la superficie a tratar. Como recomendación básica, seguiremos las siguientes instrucciones:

  • 5 litros por cada 100 m2 si las superficies son impermeables,
  • 10 litros por cada 100 m2 si estas son no impermeables.

Una vez se ha diluido el producto en el agua, hay que utilizarlo antes de las próximas 12 horas. El aspecto de la mezcla o dilución, debe de ser blanco y lechoso, sin observar manchas en la superficie.

En su forma pura y antes de la dilución, el producto puede ser perjudicial si contacta con la piel, o si se ingiere. Para evitar cualquier contacto con la piel y/o los ojos, utilizaremos un equipo de guantes y mascarilla, aseándonos bien tras finalizar la manipulación.