Condroprotectores para perros y gatos

Los condroprotectores para perros y gatos, han irrumpido con mucha fuerza en el vademécum veterinario actual. Es raro el laboratorio o fabricante de productos destinados a la salud de perros y gatos, que no cuente ya con un condroprotector propio para la mascota.

Participa en el sorteo

Participa en nuestro concurso sobre condroprotectores que encontrará al finalizar el artículo, y podrá ganar un estupendo saco de pienso para perros Specific Adult Medium Breed, y un envase de 7 snacks-barritas para perros Articular Stick. 

Además, solo por participar, obtendrá un descuento de un 5%* para su próxima compra en nuestra tienda online. 

Al igual que ocurre con la medicina en humana, la rama veterinaria ha constatado que se puede incidir de forma favorable en la salud del sistema osteoarticular de perros y gatos. Todo ello, mediante principios activos (farmacológicos, pero muchos de ellos nutracéuticos), cuyas actividades logran resultados terapéuticos beneficiosos para huesos, articulaciones, y ligamentos.

En el presente artículo, queremos exponer a rangos generales cómo es el sistema osteoarticular de perros y gatos. Queremos dilucidar por qué los elementos de este sistema, son tan vulnerables a las afecciones y al desgaste. Queremos señalar qué medios tiene la medicina veterinaria de hoy para hacerles frente, y cuáles serían algunos de los condroprotectores para perros y gatos que podemos encontrar en el mercado.

Condroprotectores para perros y gatos:

  1. El sistema osteoarticular de perros y gatos.
  2. La vulnerabilidad del sistema osteoarticular a los traumas y al desgaste.
  3. ¿Qué es posible hacer, para la terapia de tratamiento o prevención?
  4. Condroprotectores para perros y gatos: la ayuda necesaria.
  5. PARTICIPA EN EL SORTEO: Encuesta condroprotectores.

1. El sistema osteoarticular de perros y gatos

El sistema osteoarticular es, junto con el sistema muscular, los que forman el aparato locomotor de perros y gatos. El aparato locomotor cumple dos funciones básicas en la vida de perros y gatos: suscita (recibiendo previamente las órdenes del sistema nervioso) sus movimientos o locomoción, permitiéndoles conocer, explorar, y entrar el contacto con su “mundo exterior”, y además, actúa como soporte y escudo defensivo de los demás órganos de su anatomía.

El sistema osteoarticular en particular, está formado por huesos, articulaciones, y ligamentos.

  • Huesos:

El hueso es el órgano que forma el endoesqueleto de un animal vertebrado. Se le conoce por su robustez y resistencia, atributos que le permiten cumplir algunas de sus funciones vitales en la anatomía del animal: servir de pilar y sostén para el cuerpo, y proteger a otros órganos tan importantes como vulnerables. Además, los huesos son la base sobre la que se gesta el movimiento, en tanto en cuanto son el apoyo de los músculos, y producen las células que forman parte de la sangre.

El hueso se compone de elementos o tejidos duros y blandos. En primer lugar, hay que citar al tejido óseo, el más importante, de notable dureza y resistencia, y compuesto por células (osteocitos), así como por elementos extracelulares calcificados. En su interior, hallamos la médula ósea, constituida por su parte por tejidos blandos como el hematopoyético, encargado de la producción de las células de la sangre, y el tejido adiposo. Además, hallamos también en ella a los vasos sanguíneos y nervios, que se encargan de irrigar e inervar.

En la superficie del hueso se encuentra un revestimiento formado de tejido conectivo fibroso, el periostio, y en sus extremidades articulares otro revestimiento de tejido conectivo cartilaginoso.

  • Articulación:

Se conoce como articulación al punto de unión entre las extremidades de dos huesos, y a los elementos fisiológicos que la forman. Una articulación debe controlar y manejar el encuentro de las extremidades óseas (evitando su rozadura, y permitiendo su movilidad). Para ello, cuenta con una serie de elementos articulares encargados de proteger y amortiguar el movimiento óseo.

La articulación puede ser fija (sinartrosis-sin movimiento-, como las articulaciones craneales), semimóvil (anfiartrosis-de leve movilidad, como las articulaciones vertebrales de la columna), y móvil (diartrosis-de amplio movimiento, como la articulación de la rodilla).

Además, hay que señalar que también se pueden diferenciar las articulaciones en función del tejido por el cual estén constituidas. Entonces, habría que diferenciar entre las articulaciones sinoviales, las articulaciones fibrosas, y las articulaciones cartilaginosas.

  • Ligamentos:

Si una articulación es el punto donde se vienen a encontrar las extremidades de dos huesos distintos, el ligamento es el elemento fisiológico que se encarga de su unión, que los mantiene asociados.

Es una banda constituida de tejido conjuntivo denso o fibroso, que aúna firmeza y elasticidad. Estos atributos le permiten tanto facilitar el movimiento, como limitarlo, y por tanto sirve de promotor, y de protección frente a lesiones y traumas.

2. La vulnerabilidad del sistema osteoarticular a los traumas y al desgaste

Artropatía, es la definición que recibe una afección o patología clínica en la articulación.

Se estima que 1 de cada 4 visitas a un centro veterinario, guarda relación con una afección osteoarticular.

Mucho se ha escrito en los últimos tiempos acerca de estas, y no siempre con los términos técnicos precisos. Pero para comenzar, vamos a hablar de por qué surgen estas enfermedades; por qué la aparición de las artropatías.

Causas:

Una artropatía puede aparecer debido a distintos motivos, y aquí vamos a señalar los más comunes en la clínica de perros y gatos.

  • Razas grandes y gigantes: Se conoce, que los perros de razas grandes o gigantes, son más propensos a padecer artropatías. Esto se explica por la velocidad con que se desarrolla el crecimiento, que en este tipo de razas con necesidades más complejas, a veces ocasiona anomalías; también, por el propio peso corporal, que carga con más trabajo a las articulaciones.

más del 22% de las artropatías aparecen en perros menores de un año.

  • Nutrición deficitaria u obesidad: Cada vez más, el consumo de piensos de gama baja va en aumento. Pese a que el animal puede no mostrar síntomas anómalos de pérdida de salud, una alimentación deficitaria puede originar afecciones subclínicas en su comienzo. Entre ellas, afecciones osteoarticulares. El motivo: la carencia de nutrientes. Por otro lado, se encuentra la obesidad, que también puede ir acompañada de carencias nutritivas, pero que por el peso excesivo que conlleva, facilita la aparición de artropatías.

un 20% de las artropatías diagnosticadas, tienen un origen alimentario, por obesidad y déficit nutritivo.

  • Infección: Sí. Una infección puede no solo crear un cuadro bacteriano que afecte al aparato respiratorio, o digestivo, por citar algunos, sino también a las articulaciones. Por ejemplo, el calicivirus felino, origina la aparición de cojeras severas en gatos, alterando el caminar de estos.
  • Longevidad: Al igual que en la salud humana, la esperanza de vida de los animales con una vigilancia y seguimiento clínico, y una existencia doméstica, ha aumentado. Esto conlleva que una vez alcanzada la edad adulta o geriátrica, los síntomas propios del desgaste fisiológico se manifiesten.

Tipos de artropatías:

Pese a que en ocasiones se utiliza el término de lo que es una enfermedad específica para referirse a varias de ellas, o incluso a la totalidad de las artropatías, en este apartado vamos a exponer los distintos tipos de artropatías más comunes que afectan a perros y gatos.

  • Artritis: la artritis, de por sí, es el proceso inflamatorio en una articulación. No tiene por qué ir acompañado de desgaste.

Cuando un mismo proceso inflamatorio alcanza a diferentes articulaciones al mismo tiempo, se le conoce como poliartritis.

  • Artrosis, osteoartrosis, u osteoartritis: es la enfermedad articular no inflamatoria (como cuadro principal, pese a que a la postre siempre cursa con inflamación), caracterizada por un proceso de erosión y degenerativo, y de anomalías fisiológicas. El cartílago articular se ve desgastado; los huesos sufren hipertrofia; y la membrana sinovial también se ve alterada.

La osteartrosis afecta a más del 25 % de la población total canina.

La osteoartrosis se caracteriza, entre otras cosas, por ser una enfermedad crónica. Al ser una patología que cursa con desgaste y degeneración, toda acción terapéutica debe destinarse a paliar los síntomas, frenar el avance de la enfermedad, y prevenir los factores que la favorecen.

La prevalencia felina de osteoartrosis, en un estudio realizado en el año 2002, era de 9 de cada 10 gatos, tomando solo como muestra animales mayores de 12 años.

  • Displasia de cadera: La displasia de cadera tiene un desencadenante hereditario conocido. Al igual que ocurre con otras artropatías, su prevalencia es mayor en perros de razas grandes. Es una enfermedad caracterizada por el desarrollo anómalo de la articulación de la cadera, la coxofemoral. Esta incompleta formación acarrea que el cartílago articular sufra un pronto desgaste.

Se conoce bajo el término de anquilosis, a la etapa final de las artropatías degenerativas o inflamatorias.

Síntomas:

Como ocurre con otro tipo de enfermedades en otros sistemas anatómicos, las artropatías presentan sus propios síntomas clínicos que las caracterizan, y a la vez permiten su detección y diagnóstico. Los síntomas más comunes, suelen ser….

  • Cojera,
  • Dificultad para la incorporación,
  • Evitación de los paseos, y de la subida por escaleras y pendientes,
  • Desánimo y apatía a la hora de saltar al sofá, u otros movimientos antaño comunes.

3. ¿Qué es posible hacer, para la terapia de tratamiento o prevención?

Cuando nos enfrentamos a una artropatía clínica por causas infecciosas o inflamatorias, la acción debe encaminarse a tratar la infección o inflamación, y volver a recuperar el estado de salud anterior. Cuando la artropatía cursa con degeneración y desgaste, el objetivo a perseguir es que el animal conserve su calidad de vida, deteniendo el proceso degenerativo, y paliando los síntomas de dolor.

  • Medidas preventivas frente a la osteoartrosis:
    • Control de la obesidad: si la obesidad es un factor que desencadena y acelera la aparición de la osteoartrosis, debemos evitarla. Esto lo conseguimos mediante el asesoramiento profesional en la dieta, la restricción de la ingesta calórica, y el diseño de un plan específico de alimentación. Existen barritas stick que, además de nutrir y aliviar la ansiedad por comer, benefician a la red articular, gracias a las propiedades condroprotectoras de sus ingredientes. Un ejemplo de ello, es Advance Articular Stick.
    • Razas grandes en crecimiento: si el crecimiento acontece de forma vertiginosa, y en los perros de razas grandes es necesaria una muy rápida formación osteoarticular, podemos incentivar esta con suplementos nutritivos complementarios, que ayudan a su formación. Es el caso, por ejemplo, de Synoquin Crecimiento, o de Glycoflex I.
    • Suplementación nutricional preventiva: para todo tipo de perros y gatos, sea cual fuere su edad o raza, existen productos condroprotectores para perros y gatos destinados a la prevención de las artropatías. Estos productos refuerzan nutricionalmente los elementos osteoarticulares, aportan una ayuda extra, están exentos de efectos secundarios, y se pueden administrar libremente acompañando a la alimentación diaria, sin límite de tiempo. Abajo hablaremos más sobre ellos, pero como ejemplos, podemos señalar Hyalutidin DC (el único y primer condroprotector líquido) o Cosequin Advanced.
  • Medidas de tratamiento frente a la osteoartrosis:
    • Analgésicos: Si la primera problemática a abordar es el alivio del dolor, podemos contar con los analgésicos. Los analgésicos no acaban con el problema originario, pero al menos nos sirven para paliar los síntomas, y evitar mayor sufrimiento. Analgésicos conocidos en medicina veterinaria, que requieren prescripción, son la meglumina (un principio activo analgésico no considerado narcótico ni esteroide), el metamizol (principio activo derivado de la pirazolona, y otro analgésico no esteroide). Como analgésicos sin prescripción veterinaria, podemos encontrar, por ejemplo, GlycoFlex Plus, o Multiva Motion.
    • Antiinflamatorios: Los antiinflamatorios ejercen de inhibidores de la ciclooxigenasa (COX I y COX II), la enzima archiconocida por estar implicada en el desencadenamiento de la inflamación. Los antiinflamatorios no esteroideos (AINES), con prescripción veterinaria, disminuyen la inflamación, al tiempo que alivian el dolor. Entre los que podemos encontrar en el botiquín veterinario, se encuentran el Metacam (con meloxicam), Carprodyl (con carprofeno), o Previcox (con firocoxib). Como antiinflamatorio sin prescripción veterinaria, que está arrojando muy buenos resultados, podemos contar con Inflavet.
    • Fisioterapia: el cuidado de la mascota ha progresado mucho en los últimos tiempos, y además de tratamientos veterinarios farmacológicos, estas también tienen a disposición cuidados fisioterapéuticos, con técnicas y tratamientos muy avanzados. Con ellos, se persigue disminuir el dolor, ganar en movilidad, y tratar los cambios musculo-esqueléticos compensatorios.
      • Frío-calor: Las aplicaciones externas de frío-calor, reciben los nombres de crioterapia y termoterapia, y se utilizan con fines terapéuticos, cada una de ellas indicada para según qué síntomas, o según qué factores estén presentes en la afección.
      • Electroestimulación (ENM y TENS): Es una electroterapia, que presenta también fines terapéuticos para ciertas afecciones físicas. La mascota recibe corrientes eléctricas terapéuticas y estimuladoras. Se persigue la analgesia, la contracción muscular, y el mantenimiento de la circulación y el tono y vigor muscular.
      • Ultrasonidos: Consiste en aplicar un intenso calor de forma terapéutica, con el fin de alcanzar los tejidos profundos, elevando su temperatura. Se persigue rehabilitar alguna alteración musculo-esquelética, así como disminuir el dolor y los espasmos musculares.
      • Masaje: técnica conocida por todos, el profesional hace uso de sus manos para mediante la manipulación de los tejidos blandos, conseguir elevar la temperatura, despertar las sensaciones aferentes, mejorar las defensas inmunitarias, la circulación de la sangre y el flujo linfático, y disminuir el cortisol y el estrés.
      • Cinestesia pasiva y estiramientos: ambas técnicas, utilizadas de forma muy moderada, buscan mejorar la movilidad y flexibilidad de perros y gatos con patologías crónicas, o tras accidentes o traumas severos.
      • Cinesiterapia activa: una vez el animal haya ganado en movilidad, este tipo de terapia de una intensidad ya algo más elevada, persigue que la capacidad de movimiento original de una articulación quede restablecida, que el músculo vaya ganando masa y resistencia, y que el animal vuelva a trabajar y recuperar de forma autónoma la capacidad de mantener bien el equilibrio, y de coordinar sus movimientos.
    • La cirugía: la cirugía, es una intervención que se escoge en cursos de osteoartrosis muy avanzadas o severos. Se puede optar por la fusión articular, colocando, allí donde ya no queda cartílago, un tejido injertado, persiguiendo la fusión de los huesos; se puede reemplazar la articulación, colocando en su lugar una prótesis; se puede practicar una queilectomía, para eliminar los osteofitos libres de la articulación; o se puede amputar.

4. Condroprotectores para perros y gatos: la ayuda necesaria

Llegados a este punto, hay que hacer una aclaración. Cuando hablábamos en el punto anterior sobre los tratamientos farmacológicos disponibles para la condroprotección, citábamos algunos analgésicos, o algunos antiinflamatorios, pero ninguno como condroprotectores para perros y gatos. Pues bien, esto se debe a la inexistencia de tratamiento farmacológicos que, además de paliar la inflamación o el dolor, puedan revertir el proceso regenerativo articular.

La articulación, como sistema fisiológico, y los entes que forman parte de ella, está formada por elementos orgánicos naturales, elementos constituyentes de su propia fisiología. Estas sustancias no siempre son generadas por el propio organismo, y tampoco las recibe en su dieta por norma general. Para la terapia de prevención, fortalecimiento, o de tratamiento de un estado patológico, se requiere de la administración de estas sustancias de forma externa, sintetizadas. Estas sustancias, una vez asimiladas, se encargan de nutrir, lubricar, y mantener saludables o mejorar el estado de salud del cartílago, la membrana sinovial, etc.

Por tanto, y dicho lo anterior, no encontraremos medicamentos veterinarios con prescripción que puedan proteger o revertir el proceso degenerativo articular, sino productos naturales, nutracéuticos, que puedan aportar las sustancias y nutrientes naturales propicios para la terapia.

Algunos ejemplos de sustancias naturales que han demostrado propiedades condroprotectoras, y que forman comúnmente parte de los ingredientes de los condroprotectores para perros y gatos, son la perna canaliculus; los ácidos grasos Omega-3; la glucosamina; el colágeno; el condroitin sulfato; el ácido hialurónico; o las distintas vitaminas, aminoácidos, y minerales.

Algunos de los condroprotectores para perros y gatos más reconocidos del mercado, que presentan una excelente demanda y resultados, y que aún no hemos citado, pueden ser: condroprotectores para perros y gatos  GlycoFlex III; condroprotectores para perros y gatos  Seraquin Omega; condroprotectores para perros y gatos  Hyaloral; condroprotectores para perros y gatos Mesoflex.

5. PARTICIPA EN EL SORTEO: Encuesta Condroprotectores

Lea el texto y responda a esta pregunta si quiere entrar en el sorteo de un lote que contiene un saco de pienso Specific Adult Medium Breed y un envase de Snack Articular Stick. Solo por participar adquirirá un 5%* de descuento en su próxima compra de nuestra tienda online. Además, si resultas ganador y has compartido la publicación del sorteo y nos has seguido en Facebook te haremos entrega de un pequeño obsequio.

¿Cuál de los siguientes ingredientes no se considera condroprotector? (Busca en el texto si no sabes la respuesta)

ácido clavulánicocondroitín sulfatoperna canaliculus

*Hay que responder correctamente a la pregunta para entrar en el sorteo
*Restricción de un cupón por usuario, válido hasta el 28 de febrero (inclusive). No se podrá hacer efectivo este descuento en una compra en la que ya se esté usando otro cupón.
*El sorteo finaliza el 17 de febrero.
*El ganador deberá recoger el premio en nuestras instalaciones ubicadas en Murcia o bien facilitarnos su dirección para que se lo enviemos por correo (solo disponible en España peninsular).
*El ganador será avisado por email (email utilizado en el formulario de contacto) y si, en un plazo máximo de dos días, no responde, se volverá a sortear entre los que hayan respondido correctamente a nuestra pregunta.

Leave a Comment