Bloques minerales: contenido en microminerales

Los microminerales contenidos en los bloques minerales filatto, son necesarios para el óptimo estado de salud del ganado ovino

En un artículo anterior, recordábamos que los micronutrientes necesarios en alimentación animal, se podían dividir entre vitaminas y minerales. Y que estos últimos, también se dividen entre macrominerales, y microminerales. Las diferencias entre los prefijos “macro” y “micro”, hacen mención a la cantidad que el organismo requiere de estos nutrientes o minerales. Tras ello, señalábamos las principales características e impactos que los macrominerales que componen los bloques minerales filatto, tienen en la salud y el bienestar del ganado ovino. Hoy, es el turno de hacer lo mismo, pero esta vez prestando atención a los microminerales.

¿QUÉ MICROMINERALES ENCONTRAMOS EN LOS CUBOS Y BLOQUES MINERALES FILATTO?

En nuestro catálogo de productos nutracéuticos para completar la alimentación animal, se pueden encontrar dos tipos de cubos vitamínico-mineral, y 7 bloques distintos de bloques vitamínico-mineral. En los ingredientes que los forman, se encuentran los siguientes microminerales esenciales:

  • Cobalto (Co),
  • Yodo (I),
  • Cobre (Cu),
  • Hierro (Fe),
  • Manganeso (Mn),
  • Molibdeno (Mo);
  • Selenio (Se),
  • Zinc (Zn),

La elección de los mismos no está basada en el libre albedrío, en tanto en cuanto hablamos de los 8 microminerales oficialmente declarados como esenciales para la salud del organismo animal. De hecho, al igual que comentábamos con los macrominerales, su consideración como parte imprescindible de la alimentación animal ha sido muy descuidada, llegando al punto de que distintas autoridades de la Unión Europea, como la FEDNA española, la ACR inglesa, o el INRA francés, han hecho llamamientos y recomendaciones acerca de la necesidad de incrementar la cantidad de micronutrientes en el manejo de animales de ganadería.

Los 2 cubos minerales Filatto, y los 7 bloques minerales Filatto, no contienen la misma cantidad y relación de microminerales. En función de la referencia, y de sus indicaciones terapéuticas, encontraremos una composición distinta, adaptada en ocasiones a la necesidad de ciertas afecciones.

MICROMINERALES Y MANEJO DEL GANADO OVINO

Al igual que hicimos en la primera parte de este artículo, relacionando los macrominerales de nuestros bloques y cubos minerales con su protagonismo en la salud y bienestar del ganado ovino, hoy vamos a hacer lo propio con alguno de los microminerales.

  • Selenio: Aunque se le ha conocido generalmente por su papel en la fertilidad, en el parto, y en la inmunología (que las crías deben de recibir al comienzo de las madres), su protagonismo como antioxidante, confiriendo protección a los glóbulos rojos, lo convierte en un mineral cuya importancia trasciende la reproducción. Su déficit, está relacionado con cursos de apatía y debilidad en corderos, así como con cursos de alteraciones en la función nerviosa.
  • Cobalto: Imprescindible para la salud de la flora ruminal, y para procesos metabólicos tales como la asimilación de nutrientes, la síntesis de la vitamina B12, y la metabolización del folato. Cuando el cobalto es deficitario las funciones de la flora ruminal se detienen, cuyas consecuencias se ven plasmadas en una pérdida de apetito, con la consecuente disminución del peso.
  • Zinc (Zn): Niveles deficitarios en Zinc, han demostrado una disminución del apetito, retraso en el crecimiento, así como reducción del índice de conversión. Esto solo en cuanto a los desequilibrios en nutrición no patológicos. En casos clínicamente patológicos, la necesidad de Zinc conlleva el deterioro del pelo y de la piel, adelgazamiento agudo, y cursos diarreicos.

Cuantitativamente, el nº 23 de los elementos con más presencia en la tierra, es el Zinc.

  • Cobre (Cu): el cobre también acarrea afecciones en la salud y bienestar en el sistema ovino, cuando sus niveles en el organismo son insuficientes. Síntomas asociados a esta carencia, son la anemia, la pérdida de peso, diarrea, debilidad en los huesos, la despigmentación de pelo y lana, anomalías del sistema nervioso, y hasta la muerte súbita. Además, una patología asociada, incluida entre las anomalías del sistema nervioso, es la ataxia enzoótica.

La ataxia enzoótica es una enfermedad del ganado ovino, consistente en una pérdida progresiva de la coordinación de los miembros posteriores, y que acaba en parálisis de todos los miembros y decúbito permanente.

¿SON LOS CUBOS MINERALES Y LOS BLOQUES MINERALES NECESARIOS EN GANADERÍA?

Tanto en la primera parte de artículo, como en esta, hemos visto la importancia de una corrección mineral en la nutrición del ganado ovino. El descuido de la alimentación hacia los minerales, como nutrientes esenciales que son, acaba a la postre por desencadenar problemas en el rendimiento, producción, y salud y bienestar general del ganado ovino.

Los cubos minerales y bloques minerales, administrados a libre disposición en la granja como un complemento a la alimentación diaria, suponen una manera muy práctica y saludable de corregir mantener equilibrados los niveles de minerales en el organismo.

Leave a Comment